Cientos de civiles muertos por ataques aéreos en Mosul

28 Marzo 2017

El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos Zeid Ra’ad Al Hussein instó a las fuerzas iraquíes y sus socios a actuar con el mayor cuidado posible en su misión para liberar a Mosul de los militantes del ISIS, tras reportes que indican la muerte de cientos de civiles por ataques aéreos.

El Alto Comisionado lamentó la pérdida masiva de vidas en manos del ISIS y del Gobierno y pidió que se emprenda una evaluación urgente de las tácticas para asegurar que el impacto sobre los civiles se reduzca al mínimo en conformidad con el derecho internacional humanitario.

En declaraciones a la prensa en Ginebra, el portavoz de la oficina de Derechos Humanos, Rupert Colville, dijo que los ataques aéreos son “indudablemente” los causantes de las víctimas y que podrían tener “un impacto letal y desproporcionado sobre los civiles”.

Sin embargo, aseguró que la situación es complicada, ya que el ISIS almacena explosivos deliberadamente en edificios con civiles y los asesina con francotiradores cuando intentan huir.

“Varios testigos nos han dicho que el ISIS los obligó a permanecer en casas e incluso los encerraron en sus habitaciones mientras los combatientes lanzaban ataques contra las fuerzas del ejército iraquí desde el techo”, dijo.

El incidente más grave hasta el momento en la campaña para recuperar el oeste de Mosul fue el 17 de marzo, cuando un ataque aéreo dejó al menos 60 civiles muertos.

Según la oficina de Derechos Humanos de la ONU, al menos 307 personas murieron entre el 17 de febrero y el 22 de marzo.

Zeid instó a las autoridades y a sus asociados a asegurar que los derechos de los sobrevivientes de los ataques sean respetados y que reciban reparaciones apropiadas así como apoyo médico y psicológico.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android