Las personas con discapacidades necesitan apoyo, no cuidados, afirma relatora especial

3 Marzo 2017

Los Estados deben cambiar el enfoque de la atención que brindan a la población con discapacidades para acabar con las prácticas discriminatorias y garantizar que esas personas reciban el apoyo que necesitan, señaló hoy la relatora especial de la ONU sobre los derechos de ese colectivo.

Catalina Devandas presentó su informe al Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, donde afirmó que sin los servicios de respaldo adecuados, las personas con discapacidades seguirán siendo excluidas de sus comunidades y en alto riesgo de violencia y abusos.

Devandas criticó los modelos que quitan a facultades a esas personas y las convierten en receptores pasivos de “cuidados” y llamó a los Estados a remplazar estos patrones por servicios de apoyo respetuosos de los derechos humanos.

Agregó que históricamente la noción de “cuidados” ha tenido una connotación de opresión e invalidez.

“Las personas con discapacidades deben recuperar el control de sus vidas y decidir por sí mismas de quién, cómo y dónde recibir respaldo. Aún en la actualidad corren el riesgo de que sus decisiones sean anuladas por los ‘guardianes o tutores’”, subrayó la experta.

En su informe, Devandas aseveró que para poner fin a esta situación los Estados deben promover servicios que promuevan la independencia, la autonomía y la participación directa de todas estas personas en la sociedad.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.