Bulgaria: ACNUR expresa preocupación por llamados a expulsar a solicitantes de asilo

29 Noviembre 2016

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) expresó preocupación por los llamados a la expulsión de los solicitantes de asilo que se encuentran en Bulgaria.

Dicho clamor surgió tras la tensión registrada la semana pasada en el centro de recepción de refugiados de Harmanli, cuando las autoridades limitaron la entrada y salida de personas de esa instalación y los refugiados protestaron la decisión.

En conferencia de prensa en Ginebra, el portavoz de ACNUR, William Spindler, alertó sobre el hacinamiento y las condiciones deplorables que afrontan los migrantes en ese centro, localizado 250 kilómetros al sureste de Sofía, la capital, y urgió al Gobierno búlgaro a descongestionar y mejorar la situación y administración del recinto.

“Harmanli está abarrotado. Tiene capacidad para acoger a 2.710 personas y actualmente hay 3.100 solicitantes de asilo, un tercio de ellos niños. Además, las condiciones sanitarias son preocupantes. También es inquietante la carencia de servicios de salud, incluida la falta de medicina”, apuntó Spindler.

ACNUR instó a las autoridades búlgaras a entablar un diálogo constructivo con los solicitantes de asilo y reiteró su apoyo a los esfuerzos por reducir las tensiones.

El portavoz recordó que el retorno de las personas que no sean reconocidas como refugiadas y obtengan protección internacional debe seguir un protocolo y respetar las garantías establecidas en las leyes internacionales.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android