La Declaración Universal de los Derechos Humanos alcanza la traducción a 500 idiomas

2 Noviembre 2016

La Declaración Universal de los Derechos Humanos continúa siendo el documento más traducido en el planeta y ha alcanzado ya las 500 traducciones a diferentes idiomas.

La última lengua es el quechua boliviano del norte, una variante de la familia de lenguas originarias de los Andes que cuenta con más de 116.000 hablantes en los territorios situados al norte de La Paz, la capital de Bolivia.

A propósito de este hito, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Raad Al Hussein, afirmó que el creciente número de traducciones subraya la universalidad de la Declaración y el poder de sus palabras, que resuenan en todas las culturas e idiomas.

El célebre texto de seis páginas, adoptado por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, es un documento histórico que establece, por primera vez, los derechos humanos fundamentales para ser universalmente protegidos.

El libro Guinness de Records Mundiales declaró el documento como el más traducido en noviembre de 1999, cuando alcanzó los 298 idiomas y actualizó la certificación en 2009, cuando el número llegó a 370.

Desde entonces, el flujo de traducciones por las oficinas gubernamentales, organizaciones de la sociedad civil y personas comprometidas ha continuado y hoy en día el texto está disponible en idiomas y dialectos de todo el mundo, desde abjasio hasta zulú.