UNAMA repudia la muerte de civiles afganos con explosivos improvisados

3 Octubre 2016

La Misión de Asistencia de las Naciones Unidas en el Afganistán (UNAMA) condenó dos ataques con sendos artefactos explosivos improvisados, que la semana pasada causaron el fallecimiento de 19 civiles en las provincias de Helmand y Badghis.

En incidentes separados, dos vehículos conducidos por civiles presionaron accidentalmente las armas, produciendo la detonación y causando la muerte de todos los tripulantes en ambos casos.

La Misión de la ONU en ese país aseveró que el funcionamiento de esos artefactos explosivos es similar al de las minas terrestres antipersonas.

El representante de la ONU para Afganistán, Tadamichi Yamamoto, calificó el uso de ese armamento como “intolerable” por el terrible daño que causa entre la población civil y advirtió que su uso podría constituir un crimen de guerra.

La UNAMA recordó que la utilización de esos artefactos es ilegal y recordó que pueden causar daños a cualquier persona indiscriminadamente.

El 29 de septiembre una familia de 10 personas falleció cuando conducía su coche tras un almuerzo. Según informaciones recibidas por la UNAMA las fuerzas contrarias al Gobierno habrían colocado el explosivo.

Por otra parte, el 30 de septiembre murieron las nueve personas que viajaban en un tractor, la familia supuestamente huía de enfrentamientos entre el ejército afgano y elementos contrarios al Gobierno.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android