Yemen: Alto Comisionado urge a la rendición de cuentas por los atropellos a los derechos humanos

25 Agosto 2016

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos llamó hoy a la comunidad internacional a establecer un órgano que investigue las violaciones de las garantías fundamentales cometidas en Yemen y propicie la rendición de cuentas de los responsables de dichos atropellos.

Zeid Ra’ad Al Hussein explicó que su propuesta responde a la gravedad de las denuncias de atrocidades y transgresiones de las leyes internacionales humanitarias y de derechos humanos que están ocurriendo en el país árabe en medio de una impunidad absoluta.

Un informe encargado por el Consejo de Derechos Humanos sobre los acontecimientos en Yemen da cuenta de numerosos abusos perpetrados por todas las partes en conflicto y destaca el impacto de éstos en la población civil, en los servicios de salud y en la infraestructura en general.

En la presentación del informe a la prensa en Ginebra, Mohammed Ali Alnsour, jefe de la Sección de Medio Oriente y el Norte de África de la Oficina del Alto Comisionado, enfatizó la responsabilidad de todos los actores violentos en los ataques directos a la población y a las áreas civiles.

Explicó que el documento contiene información del uso indiscriminado de armas como bombas de racimo y minas, además de reportar el reclutamiento de menores para operaciones militares y arrestos arbitrarios de activistas de derechos humanos, entre otros atropellos ocurridos entre marzo de 2015 y agosto de 2016.

Durante el periodo que abarca el informe, dijo Alnsour, se documentaron 3.799 muertos y 6.711 heridos, todos civiles.

Agregó que el Alto Comisionado recomendó al Consejo de Derechos Humanos que haga un llamado enérgico a las partes en conflicto a regirse por las leyes internacionales.

“Además, instó a crear un mecanismo internacional investigador de las violaciones, en vista de que la comisión nacional no puede acceder a todas las áreas en Yemen y no hay cooperación de las partes en conflicto”, apuntó Alnsour.

El informe advierte de las consecuencias devastadoras de las hostilidades en los yemenitas y subraya que al menos 7,6 millones de personas sufren desnutrición y más de tres millones han debido abandonar sus hogares para huir de la violencia.

El Alto Comisionado conminó a las partes enfrentadas a buscar una solución negociada y duradera al conflicto en beneficio del pueblo de Yemen.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.