Ban advierte de las crecientes amenazas al desarme y la no proliferación

23 Agosto 2016

La eliminación de las armas de destrucción masiva es uno de los objetivos de la fundación de la ONU; sin embargo, la agenda de desarme está estancada en un momento en el que los peligros son más grandes que nunca, dijo hoy el Secretario General de Naciones Unidas.

Al participar en un debate del Consejo de Seguridad sobre la no proliferación de ese tipo de armamento, Ban Ki-moon advirtió de los crecientes desafíos que afronta ese propósito.

“Los avances tecnológicos han hecho más baratos, sencillos y accesibles la producción y métodos de distribución de materiales químicos, biológicos, radiológicos y nucleares. Los actores no estatales violentos que masacran a los civiles buscan activamente las armas químicas, biológicas y nucleares”, alertó.

Ban lamentó que pese al gran riesgo que esto significa para la humanidad en su conjunto, estén reapareciendo los argumentos que se usaban durante la Guerra Fría para justificar las armas nucleares.

Dichos argumentos eran moral y políticamente equivocados hace treinta años y siguen siendo equivocados en la actualidad, sostuvo Ban.

Agregó que el mundo debe concentrarse nuevamente en lograr el desarme nuclear.

Por último, el titular de la ONU se refirió también a la amenaza que suponen las armas biológicas y llamó al Consejo de Seguridad a fortalecer la resolución 1540 para evitar que los actores no estatales adquieran ese armamento, para el que no hay una respuesta adecuada.