El sufrimiento de los civiles en Alepo demanda una respuesta inmediata, subraya Comisión Investigadora

16 Agosto 2016

La Comisión Internacional de Investigación para Siria expresó preocupación hoy por la seguridad de los civiles, entre los que se contarían 100.000 niños que se encuentran en el este de la ciudad de Alepo, tras la reciente escalada de enfrentamientos entre fuerzas gubernamentales y rebeldes.

En un comunicado, los integrantes de la Comisión calificaron la situación de los civiles como “crítica” y exigieron una respuesta inmediata para los afectados.

Los expertos señalaron que los ataques en Alepo son el preludio de un asedio diseñado para forzar la captura de la ciudad a través de una estrategia de “rendición o fallecimiento por hambre”.

Los alrededores de la ciudad de Alepo reciben a diario bombardeos aéreos por parte de fuerzas gubernamentales o pro-gubernamentales causando bajas civiles en masa.

En lo que va de este año, más de 25 hospitales y clínicas han sido destruidos en ataques aéreos, matando a pacientes y personal sanitario. Otras dependencias que fueron destruidas son mercados y estaciones de agua potable.

El panel expuso que, en caso de establecerse, los corredores humanitarios solicitados por Naciones Unidas han de cumplir con condiciones humanitarias esenciales y los civiles que decidan no usarlos deben tener acceso irrestricto a asistencia humanitaria vital.

La Comisión urgió a las partes en conflicto a seguir las normas que rigen el derecho internacional.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android