ONU solicita una tregua de 48 horas por semana para la entrada de ayuda a Alepo

21 Julio 2016

El asesor especial para la ayuda humanitaria en Siria, Jan Egeland, señaló hoy que Naciones Unidas ha encomendado al Grupo Internacional de Apoyo a ese país, encabezado por Rusia y Estados Unidos, conseguir una pausa de hostilidades de 48 horas cada semana, para ingresar ayuda humanitaria al este de Alepo.

La ONU alertó que entre 200.000 y 300.000 personas quedarían atrapadas en la zona debido al bloqueo de la principal vía de acceso, la carretera Castello.

Los trabajadores humanitarios no han podido llegar al este de Alepo desde el pasado 7 de julio debido a enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno y actores armados no estatales, que han dejado ese camino inaccesible.

Egeland confió en que se consiga una tregua similar para otras cuatro ciudades sitiadas, Madaya, Zabadani, Fouah y Kefraya, que no han recibido asistencia humanitaria desde el 30 de abril pasado.

“En ausencia de un cese de las hostilidades, que esperamos y rogamos que ocurra en Siria, dennos al menos estas 48 horas como una ventana de oportunidad para ayudar a los civiles que están sufriendo tanto en estas áreas”, enfatizó el alto funcionario.

Por su parte, el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) condenó los ataques contra niños en esa zona de Siria.

Esta semana, más de 20 de ellos murieron a causa de bombardeos aéreos en Manbij, a 80 kilometros al este de Alepo, además de que un niño de 12 años fue brutalmente asesinado y su decapitación publicada en video, denunció la agencia.

La directora regional de comunicación de UNICEF para Oriente Medio y el Norte de África, Juliette Touma, habló con Radio ONU.

“Lo que sabemos es que los niños continúan siendo asesinados casi todos los días como resultado de la guerra en Siria. Un conflicto que reconocemos se está convirtiendo en algo cada vez más brutal, dejando a los niños en medio de los enfrentamientos y pagando el precio más alto por la guerra”, indicó la comunicadora.

UNICEF estima que 35.000 niños están atrapados en esa ciudad y sus alrededores sin un lugar seguro a dónde huir. En las últimas seis semanas, con la escalada de la violencia, más de 2.300 personas habrían muerto, entre ellos decenas de niños.

La agencia de la ONU deploró todas las formas de violencia contra los niños y subrayó que nada justifica esos ataques, ni el lugar donde se encuentre el menor ni si la zona está bajo el control de algún grupo.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.