Siria: ONU denuncia al ISIS de cometer genocidio contra la comunidad yazidí

16 Junio 2016

La Comisión Internacional Independiente nombrada por la ONU para investigar las atrocidades que se cometen en Siria acusó al grupo terrorista ISIS de cometer genocidio contra la comunidad Yazidí.

En el informe “Llegaron para destruir: Los crímenes del ISIS contra los Yazidíes”, presentado hoy, se recogen evidencias que demuestran que los terroristas han cometidos crimines de guerra y de lesa humanidad.

Durante la presentación del informe en Ginebra, el Presidente de la Comisión, Paulo Pinheiro, ofreció detalles sobre los horrores que sufre esa comunidad.

Más allá de haber recolectado suficientes evidencias y testimonios para poder afirmar con contundencia que se ha cometido genocidio, Pinheiro sostuvo que la propia formación terrorista ha hecho público su deseo de destruir a la comunidad por considerarlos paganos e inferiores a las personas.

“El genocidio se encuentra en marcha. Desde el día del ataque a Sinjar hasta hoy, el ISIS ha buscado de forma permanente eliminar a los Yazidíes a través del asesinato, la esclavitud, la tortura y otros tratos inhumanos y degradantes”, enfatizó Pinheiro, quien expresó esperanzas de que las evidencias conduzcan a una respuesta política.

En ese sentido, afirmó que esperaban que los Estados miembros del Consejo de Seguridad estarán convencidos de la importancia de intentar hacer Justicia, remitiendo el caso a la Corte Penal Internacional, o estableciendo un tribunal ad hoc con la jurisdicción geográfica y temporal pertinente.

La comunidad Yazidí se asentaba en la región de Sinjar, al norte de Iraq, hasta que fueron atacados el 3 de agosto de 2014 por las fuerzas del ISIS y en cuestión de días fueron rodeados, dispersados y asesinados.

Mientras que los hombres y adolescentes fueron asesinados las mujeres y los niños fueron trasladados a Siria donde estuvieron en confinamiento y vendidos como esclavos.

A los menores se les permite quedarse con sus madres hasta que cumplen 12 años para luego someterlos a entrenamiento militar y se les fuerza a combatir en Siria.

Los hallazgos del informe se basaron en entrevistas con sobrevivientes, líderes religiosos, activistas, abogados y otros testimonios que corroboraron las informaciones recopiladas por la Comisión.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.