La ONU en Honduras condena los asesinatos de activistas del colectivo LGBTI

9 Junio 2016

El Sistema de las Naciones Unidas en Honduras expresó profunda consternación y preocupación por lamentables hechos de violencia y asesinatos contra personas de la comunidad LGBTI ocurridos recientemente en ese país.

Pamela Martínez, voluntaria del Colectivo Unidad Color Rosa, y René Martínez Izaguirre, presidente de la Comunidad Gay Sampedrana para la Salud Integral, fueron asesinados el 2 y 3 de junio, respectivamente, en la ciudad de San Pedro Sula.

En la misma localidad, Alejandra Padilla, reconocida activista de la Comunidad Gay, fue asesinada también en días recientes.

La oficina de la ONU en Honduras afirmó en un comunicado que esos actos constituyen una afrenta a los valores de respeto de los derechos humanos reflejados en un Estado de Derecho y amenazan los esfuerzos para poner fin a la discriminación, la violencia y los asesinatos en contra de la población LGBTI y de aquellos que promueven y defienden sus derechos.

Ante esta grave situación, instó a las autoridades hondureñas a hacer todo lo que esté a su alcance para investigar y encausar judicialmente a las personas responsables de estos asesinatos, así como a implementar mecanismos de protección de las personas LGBTI contra la violencia y, particularmente, a defensores y defensoras de los derechos humanos de estos colectivos.

El Sistema de la ONU en Honduras instó a las y los líderes políticos, religiosos y comunitarios, el sector privado, ONG y otros sectores de la sociedad a promover una cultura de paz y la universalidad de los derechos humanos, incluido el respeto y tolerancia a la diversidad, y eliminar aquellas prácticas que promueven la discriminación, el odio y la violencia contra cualquier colectivo humano.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.