ACNUR alerta del deterioro humanitario en Níger a causa de los ataques de Boko Haram

24 Mayo 2016

La Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) advirtió hoy de un aumento de la inseguridad y un deterioro de las condiciones humanitarias en la región de Diffa, en el sudeste de Níger.

Hasta la fecha más de 241.000 personas están albergadas en la zona, entre ellos refugiados nigerianos, desplazados internos de Níger y nacionales de ese país que regresaron tras haber vivido en Nigeria, según datos oficiales del gobierno.

Adrian Edwards, portavoz del ACNUR en Ginebra, explicó en una rueda de prensa que la situación de seguridad en los alrededores de las ciudades de Diffa y Bosso.

“Se ha deteriorado en los últimos meses con una sucesión de incidentes criminales que incluyen ataques suicidas cerca de pueblos y albergues improvisados donde tanto los refugiados nigerianos como los desplazados internos se han acogido”, apuntó el portavoz.

Edwards detalló que 157.000 personas han huido debido a los ataques de Boko Haram y se han asentado en 135 campamentos precarios sobre la ruta nacional 1, una carretera que se extiende por 200 kilómetros y es paralela a la frontera con Nigeria.

Las agencias humanitarias tienen grandes dificultades para asistir a esos desplazados debido al ambiente de inseguridad, el creciente número de campamentos, así como la falta de fondos.

Esos organismos solicitaron en conjunto para las operaciones en la región 112 millones de dólares para 2016, pero sólo 20 millones se han recibido hasta la fecha.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android