Guatemala paga un costo muy alto por encontrarse en la ruta de la droga, afirma el presidente del país

19 Abril 2016

Los individuos y las familias deben estar en el centro de las soluciones al problema de las drogas en el mundo, sostuvo el presidente de Guatemala, Jimmy Morales, quien participa en la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU sobre el tema.

En una entrevista con Radio ONU, el mandatario explicó que Guatemala paga un precio muy alto por encontrarse en el corredor entre los productores y los consumidores de drogas.

“La narcoactividad, desde el punto de vista de Guatemala, es la pelea de dos grandes elefantes. Cuando dos grandes elefantes pelean el que más sufre es el pasto. Nosotros, Centroamérica y Guatemala, somos el pasto porque hay una oferta tremenda por acá y una demanda tremenda por acá que es un elefante que quiere hacer llegar la droga a un destino. Por el otro lado, hay un elefante luchando porque esa droga no llegue a ese destino. Mientras tanto en el pasto queda violencia, queda muerte, quedan muchos destrozos”, dijo.

Morales señaló que su gobierno está dispuesto a seguir colaborando en esa lucha aunque uno de los mayores obstáculos que afronta es la falta de recursos.

“Esa lucha es muy cara porque del otro lado hay mucho dinero, hay naves nuevas y hay naves aéreas, naves marítimas, hay armas. No tenemos en Guatemala ni siquiera suficiente dinero para tener medicina en los hospitales, entonces, la pregunta es: ¿A qué le destino dinero, a una lucha que no es nuestra o a llevar medicina a los hospitales?”, acotó.

Por esa razón, apeló a la cooperación de las naciones interesadas en combatir el flagelo. Como ejemplo de éxito en la materia mencionó la experiencia del control del tráfico aéreo que se hizo con apoyo del gobierno estadounidense. En este caso, Estados Unidos donó helicópteros para vigilar la ruta y Guatemala puso los recursos humanos. El mandatario guatemalteco dijo que ese modelo permitió reducir a cero los trazos de aeronaves por territorio guatemalteco.

Morales aboga para que se opere de igual manera el control de las rutas terrestres y marítimas, que son las más utilizadas por los carteles de la droga.

“La costa del Pacífico sigue siendo un lugar que no hemos podido frenar. Ahora, si Estados Unidos o todos los interesados ponen las lanchas, ponen las naves, nosotros ofrecemos poner ese recurso humano de nuestra marina y poner la administración de nuestro Ministerio de Gobernación, y garantizamos que unidos vamos a poder hacer la lucha”, apuntó.

No obstante, el presidente guatemalteco cree que la problemática requiere un nuevo enfoque.

Después de tantos años de hacer énfasis en la penalización sin resultados tangibles, es hora de proponer estrategias integrales que coloquen a la persona en el centro de las soluciones, sostuvo.

“Si empezamos a pensar en la persona y a cuidar a las personas y a las familias, le vamos a encontrar solución a todos los problemas existentes. Nosotros fuimos zona de paso de las drogas, hoy para tristeza nuestra, somos zona de paso, zona de cultivo, zona de producción y zona de consumo. La pregunta es si un país como Guatemala le podrá hacer frente en el tema de salud a una población que se vuelva adicta. Ese es un tema que tenemos que empezar a conversar. Ese es un tema que no podemos dejar de lado. Si bien es cierto que tenemos que hablar desde el punto de vista penal también tenemos que hablar desde el punto de vista de salud y de protección a nuestras personas”, recalcó Morales.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.