"Los Estados deben adoptar medidas contundentes frente a casos de abuso sexual por parte del personal de la ONU", afirma Ban

10 Marzo 2016

El Secretario General de la ONU enfatizó este jueves la necesidad urgente de una respuesta colectiva más efectiva a las denuncias de abuso y explotación sexual perpetradas por personal del Organismo mundial.

En una reunión informativa del Consejo de Seguridad sobre el tema, Ban Ki-moon, reiteró las iniciativas que ha propuesto para poner fin a la impunidad, apoyar a las víctimas y procurar la rendición de cuentas por los responsables de esos actos.

Subrayó que para acabar con la impunidad es primordial una mayor transparencia, y que su segundo informe sobre el tema, publicado recientemente, por primera vez incluye los nombres de los países de donde provienen los presuntos autores.

Por otra parte, llamó a los Estados miembros a adoptar esquemas más rigurosos de investigación que contemplen pesquisas de corta duración, y que las acusaciones se realicen en un plazo no mayor de seis meses y tres en los casos más urgentes.

“Voy a considerar poner fin al despliegue del personal uniformado de un Estado miembro en particular en caso que exista evidencia contundente que apunte a explotación y abusos perpetrados de forma generalizada y sistemática”, especificó Ban Ki-moon.

El informe muestra un significativo incremento de las denuncias de ese tipo en 2015 que en total ascienden a 99, 69 de ellas contra personal de misiones de paz y la mayoría ocurridos en la República Centroafricana.

Según las nuevas normativas de Naciones Unidas, los propios Estados miembros se encargarán de investigar y juzgar a sus tropas, no obstante, la embajadora de Estados Unidos ante la ONU se mostró partidaria de cambiar ese sistema y permitir al Consejo de Seguridad que se ocupe de abordar el problema.

En referencia a la protección de las víctimas, muchas de las cuales son niños, Ban indicó que se establecerá un fondo fiduciario para proveerles de atención médica, psicológica y de asesoramiento legal.