Alto Comisionado encomia nueva política turca de permisos de trabajo a refugiados sirios

18 Enero 2016

El gobierno de Turquía dio a conocer una nueva normativa según la cual gran parte de los 2,5 millones de refugiados sirios que viven en ese país podrá solicitar permisos de trabajo.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, encomió la medida y la calificó de valiente.

“Trabajo quiere decir dignidad. Significa una vida digna en la que no hace falta mendigar o buscar dinero con las organizaciones o gobiernos. Creo que es un gran paso”, dijo Grandi.

Según la nueva política, los refugiados sirios registrados que hayan vivido en Turquía un mínimo de seis meses podrán solicitar el permiso en la provincia donde estén registrados.

Una vez obtenidos los permisos, los sirios deberán percibir al menos el salario mínimo por su trabajo.

Actualmente muchos refugiados trabajan ilegalmente en Turquía con pagos muy bajos.

El anuncio, que marca un cambio radical en la política turca hacia los refugiados sirios, también beneficia a los trabajadores independientes.

El Alto Comisionado instó a otros países a seguir el ejemplo de Turquía, el país que acoge a más refugiados en la actualidad.

“Turquía es un ejemplo de cómo se debe recibir a los refugiados”, dijo Grandi.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android