Burundi debería permitir una investigación internacional por atrocidades en el conflicto

23 Diciembre 2015

El gobierno de Burundi debería permitir el ingreso de investigadores internacionales para observar de forma independiente la actual situación de derechos humanos y descartar la participación de una tercera fuerza en el conflicto.

Así lo afirmó este miércoles, Adama Dieng, el asesor especial de la ONU en prevención del genocidio.

En una entrevista, el experto no descartó la posibilidad de una injerencia externa en el conflicto que vive la pequeña nación de África central, pero pidió una investigación independiente para indagar sobre las atrocidades.

“Necesitamos además una seria investigación de los crímenes atroces que están siendo cometidos en Burundi y hacer rendir cuentas a los perpetradores de esos crímenes”, dijo el alto funcionario.

El país entró en crisis en abril pasado tras el anuncio del presidente, Pierre Nkurunziza, de que se presentaría a una tercera ronda de elecciones, en las que posteriormente resultó vencedor.

Meses de protestas callejeras se tornaron en ataques armados y asesinatos diarios. Según la ONU más de 400 personas han sido asesinadas y unas 230.000 han huido de sus hogares.

El Consejo de Derechos Humanos alertó recientemente que el país podría estar al borde de una guerra civil.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.