El Consejo de Seguridad muestra división sobre reunión sobre los derechos humanos en Corea del Norte

10 Diciembre 2015

El Consejo de Seguridad de la ONU llevó a cabo hoy una reunión especial abierta a petición de su presidente mensual en turno, Estados Unidos, para deliberar sobre la situación de los derechos humanos en la República Popular Democrática de Corea.

La celebración del encuentro fue sometida a votación a solicitud del representante de China, quien consideró que la sesión violaba las atribuciones de ese órgano.

La reunión procedió tras una votación de 9 votos a favor, cuatro en contra y dos abstenciones.

Angola, China Rusia y Venezuela se opusieron a su celebración arguyendo que el Consejo de Seguridad no debe analizar temas de derechos humanos de países individuales de manera selectiva y aplicando un doble rasero.

El embajador alterno de China, Wang Min, recordó que la Carta de la ONU estipula claramente las funciones y la división de tareas de los distintos órganos de Naciones Unidas y afirmó que éstos debían abstenerse de violar la labor de otros.

“El Consejo de Seguridad debe circunscribirse a evaluar amenazas a la paz y la seguridad internacionales. Este Consejo no es el lugar para analizar los derechos humanos, ni la situación de esas garantías en la República Popular Democrática de Corea constituye una amenaza para la paz internacional”, dijo el diplomático.

El representante de Angola también objetó la sesión, señalando que no se abordó desde la perspectiva de la no proliferación nuclear y sostuvo que la Asamblea General y el Consejo de Derechos Humanos son los órganos que deben discutir esos temas.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.