ACNUR alerta de violencia en la frontera de Grecia y pide respetar los derechos de los refugiados

3 Diciembre 2015

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) expresó hoy gran preocupación por la violencia registrada en la frontera entre Grecia y la ex República Yugoslava de Macedonia, y pidió a las autoridades de ambos países que actúen con apego a los principios de las leyes de derechos humanos y protección de refugiados.

Las restricciones impuestas por los gobiernos de los países de los Balcanes a la entrada de personas que no provengan de Siria, Afganistán e Iraq han provocado tensiones y violencia en el cruce fronterizo de Idomeni en los últimos días, dando como resultado varios cierres temporales de dicho punto.

En este contexto, un hombre marroquí murió hoy en circunstancias poco claras.

ACNUR consideró que el trágico evento subraya la necesidad de que las autoridades tomen medidas adecuadas y llamó a Grecia a dar prioridad al restablecimiento de la seguridad para garantizar la protección de las personas necesitadas y de los trabajadores y voluntarios que los asisten.

Por otro lado, la Agencia informó que ha puesto a disposición de los refugiados y migrantes que no fueron aceptados en el país vecino un servicio de transporte para que regresen a Atenas, donde el personal de ACNUR les brindará asistencia, albergue y asesoría legal tras examinar cada caso.

Finalmente, el organismo de la ONU reiteró la recomendación de que los Estados evalúen a los refugiados con base en sus necesidades y no en su nacionalidad, e instó a los países de los Balcanes a reanudar la coordinación de los mecanismos de respuesta acordados con ACNUR en octubre pasado.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.