FAO insta a incluir la diversidad genética en los planes de adaptación al cambio climático

24 Noviembre 2015

La Organización de la ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) recomendó que la diversidad genética sea incluida en los planes nacionales de adaptación al cambio climático.

Este llamamiento forma parte de una nueva guía de la FAO que difundió hoy para ayudar a los países a conservar de manera sostenible los recursos genéticos frente a la amenaza del cambio climático, de cara a la próxima cumbre sobre el tema que la ONU celebrará en París a partir del 30 de noviembre.

Entre esos recursos figuran las plantas, los animales, los bosques y los recursos acuáticos, entre otros, que intervienen en la producción alimentaria y agrícola.

Dado que muchas de estas formas de vida están bajo amenaza por el cambio climático, su genética también les permite adaptarse a condiciones nuevas, como por ejemplo, el caso de las semillas que pueden tolerar el frío, las inundaciones o la aridez del suelo.

La FAO recomienda a los países que diseñen políticas para anticiparse a las necesidades futuras y planificar y financiar la gestión de los recursos genéticos con el fin de mejorar los sistemas productivos.

Si las tendencias actuales prevalecen, los rendimientos de algunos cultivos básicos podrían ser un 25 por ciento más bajos en 2050, según el Grupo Intergubernamental de expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).

Estas proyecciones hacen que los planes para organizar y aprovechar los recursos genéticos sean todavía más urgentes, señala la FAO, sobre todo porque solamente cinco cereales -arroz, trigo, maíz, mijo y sorgo- proporcionan alrededor del 60 por ciento de toda la energía alimentaria del ser humano.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android