ONU realiza debate sobre posibles respuestas a la crisis de refugiados

19 Noviembre 2015

El presidente de la Asamblea General de la ONU afirmó hoy que urgen las soluciones políticas a los conflictos actuales para poner fin a las tragedias que se viven en la cuenca del Mediterráneo.

Subrayó que unas 4.600 refugiados y migrantes han muerto en lo que va de año y que más del 70% de ellos lo hicieron al cruzar el Mediterráneo, mientras que varios millones luchan por acceder a protección legal.

Al hablar en una reunión en la sede de la ONU para explorar posibles respuestas abarcadoras a la crisis global de refugiados, Mogens Lykketoft, señaló que la solución al problema requerirá acciones de corto, mediano y largo plazo.

Añadió que éstas deberán satisfacer las necesidades inmediatas y atender las causas principales que provocan el desplazamiento forzado.

Con relación a los recientes ataques terroristas realizados en Francia, Líbano, Iraq y el Sinaí, Lykketoft advirtió que de ninguna manera deben ser utilizados como pretexto para reducir las obligaciones legales y morales que la comunidad internacional tiene con los desplazados.

“Por el contrario, dichos atentados deben servir para entender mejor por qué tantas personas arriesgan la vida en busca de protección internacional y por qué la comunidad internacional no debe abandonarlos”, dijo.

También consideró fundamental prevenir el extremismo violento y apoyar el desarrollo a largo plazo como parte de la respuesta.

El presidente de la Asamblea General pugnó por el reforzamiento de la protección de los derechos humanos y llamó a los Estados a proveer de manera predecible y adecuada el financiamiento para satisfacer las crecientes necesidades humanitarias.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.