El Consejo de Seguridad muy preocupado por la violencia en Burundi

28 Octubre 2015

El Consejo de Seguridad de la ONU expresó hoy profunda preocupación por la creciente inseguridad y el incremento de la violencia en Burundi, a lo que se une el estancamiento de la situación política.

En una declaración de la presidencia, que ocupa España en este mes, ese órgano señala también su inquietud por el aumento de las violaciones de derechos humanos, incluidas las ejecuciones extrajudiciales, las torturas y las detenciones ilegales, así como por la impunidad generalizada en ese país africano.

El Consejo de Seguridad condenó esos y otros abusos y los actos de violencia cometidos tanto por las fuerzas de seguridad como por las milicias y otros grupos armados ilegales.

También resaltó la importancia de respetar la Constitución y el Acuerdo de Arusha para la Paz y la Reconciliación y señaló que la situación actual podría truncar los avances logrados en ese terreno y tener consecuencias desastrosas para el país y la región.

El Consejo instó a todas las partes a rechazar la rebelión armada como vía para resolver la crisis actual y reiteró un llamado urgente a entablar un diálogo genuino inclusivo que evite más sufrimiento a la población.

Ese órgano de la ONU señaló también que observa la decisión de la Unión Africana de imponer sanciones selectivas, como la prohibición de viajar y la congelación de activos, a quienes contribuyan con acciones o declaraciones a perpetuar la violencia e impedir la búsqueda de una solución a la crisis.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.