La ONU constata más de 7.600 civiles muertos y heridos en Yemen en los últimos meses

23 Octubre 2015

El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos reiteró hoy su preocupación por las consecuencias que el conflicto en Yemen está teniendo para la población civil, con miles de muertos y heridos y unas condiciones de supervivencia cada día más penosas.

“El conflicto armado que tiene lugar en Yemen tiene un efecto terrible sobre los civiles. Entre el 26 de marzo y el 16 de octubre pasados nuestra oficina en ese país ha contabilizado 2.577 civiles muertos y 5.078 heridos”, explicó Rupert Colville, portavoz del Alto Comisionado en Ginebra.

Precisó que esas cifras no incluyen las bajas registradas en los últimos días en la localidad de Taizz, en el suroeste del país y la tercera mayor de Yemen.

El pasado miércoles, al menos 15 civiles murieron y 73 resultaron heridos en los bombardeo indiscriminados de áreas residenciales por parte de milicias afiliadas con los Houthis, que combaten contra las fuerzas gubernamentales.

La Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos subrayó la preocupación que hay por la situación humanitaria en esa ciudad y en su entorno, que se ve agravada además por los controles que impiden el movimiento de los residentes.

Rupert Colville explicó, por ejemplo, que el precio del abastecimiento de agua potable se ha incrementado un 300 por ciento en la última semana.

La situación sanitaria también es muy preocupante, con media docena de hospitales en esa área funcionando en condiciones muy precarias.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android