Las crisis actuales muestran el efecto desastroso de ignorar los derechos humanos, sostiene el Alto Comisionado

21 Octubre 2015

La agitación y las crisis que afronta la comunidad internacional en la actualidad muestran claramente los desastres que pueden ocurrir cuando los derechos humanos se descuidan, ignoran o minimizan.

Así lo aseveró hoy el Alto Comisionado de la ONU para esas garantías fundamentales al rendir un informe sobre su trabajo a la Tercera Comisión de la Asamblea General de las Naciones Unidas.

Según Zeid Ra’ad Al Hussein, consideró que dichas crisis sólo podrán resolverse cuando los Estados cumplan con los compromisos vinculantes que tienen en la arena de los derechos humanos.

Zeid afirmó que los Estados avanzarán cuando protejan y garanticen los derechos, la dignidad y el valor de cada persona.

En este terreno, destacó, entre otros, los derechos de expresión y asamblea, de acceso a la salud, la educación y el desarrollo.

“La resolución pacífica de disputas y, en caso de conflicto, la protección de los civiles y de las instalaciones marcadas en las leyes internacionales. Estos son los factores que generarán soluciones duraderas a las crisis”, dijo Zeid.

El Alto Comisionado señaló que su Oficina trabaja con los Estados para que fortalezcan el ejercicio de los derechos humanos y recordó que éstos son el tercer pilar del desarrollo y la paz.

Se refirió en particular a la crisis migratoria de la actualidad en varias regiones del mundo y urgió a encararla con enfoques basados en los derechos humanos de los migrantes.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.