Los griegos son optimistas con respecto al futuro pese a las crisis, afirma Tsipras

1 Octubre 2015

Las medidas neoliberales que Grecia y otros países europeos se vieron obligados a implementar después de la crisis económica de 2008 tuvieron un impacto devastador.

Así lo destacó hoy el primer ministro de Grecia, Alexis Tsipras, al hablar ante el plenario de la Asamblea General de la ONU.

“Perdimos el 25% de nuestro PIB, la relación deuda/PIB creció un 180%, el desempleo alcanzó el 27% y la migración de los graduados a los países europeos, se aceleró”, señaló el primer ministro helénico al describir el reto “existencial” que vive su país.

Explicó que Grecia enfrenta hoy tres crisis, la económica derivada de las medidas austeridad aplicadas, la relacionada con el flujo sin precedentes de migrantes, y la crisis de seguridad provocada por tener a Ucrania al norte y los conflictos de Libia y del Oriente Medio al suroeste y el sur.

Añadió que su gobierno lucha paso a paso por implementar una agenda económica de crecimiento en vez de una de austeridad y abogó por un nuevo sistema económico y financiero global que aliente estrategias nacionales de crecimiento y de aplicación de la agenda post-2015.

Tsipras sostuvo que el pueblo de su país lucha cada día con dignidad y orgullo, por superar la crisis y rescatar la esperanza, y explicó que a pesar de la difícil situación que vive, ayuda a los que huyen de los conflictos.

Dijo que incluso en los momentos más difíciles, los griegos han reafirmado su derecho democrático de elegir su propio destino.

El primer ministro griego concluyó su discurso instando a los pueblos a seguir el ejemplo de sus conciudadanos, que han insistido en el respeto de sus derechos humanos y democráticos básicos.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.