Libia: El uso de la fuerza contra botes que trafican migrantes puede agravar la crisis

30 Septiembre 2015

El presidente de la Cámara de Representantes en Libia, Agila Saleh Essa Gwaider, manifestó hoy en la ONU que su país apoya los esfuerzos internacionales para reducir los riesgos que corren los migrantes ilegales en el Mediterráneo, siempre que se respeten el derecho internacional y a la soberanía de Libia.

Además, señaló que la crisis humanitaria debe abordarse de una forma amplia y con la participación de los países de origen, de tránsito y de destino, y agregó que un enfoque de seguridad no es suficiente para detener el tráfico ilegal de personas.

Estas eran las palabras del jefe de la delegación libia en el debate de la Asamblea General de la ONU en la voz de una intérprete.

“Libia considera que usar la fuerza contra los botes de contrabandistas en las costas de Libia puede incrementar la complejidad de la crisis en el país u y no contribuirá a reducir el tráfico ilegal de migrantes. Eso sólo puede lograrse dando al gobierno legítimo libio los medios para ampliar su autoridad sobre el territorio y controlar sus fronteras.”, señaló el representante libio.

Resaltó además la necesidad de dotar al ejército libio de los medios y la formación necesaria y advirtió de que cualquier actividad militar extranjera en aguas territoriales libias o en la zona económica exclusiva, perjudicaría a las actividades de pesca y llevaría al saqueo de los recursos marinos.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android