ONU llama a redoblar esfuerzos para abordar la crisis humanitaria en la Cuenca del Lago Chad

25 Septiembre 2015

La Cuenca del Lago Chad es escenario del rápido desarrollo de una grave crisis de desplazamiento que incluye a más de 2,3 millones de personas que han estado huyendo de sus hogares desde mayo de 2013, alertó hoy el coordinador de ayuda humanitaria de Naciones Unidas (OCHA).

Stephen O’Brien habló en un evento de alto nivel sobre esa emergencia, celebrado en la sede de la ONU en el marco de la Cumbre de Desarrollo Sostenible.

“La mayoría de esas personas se encuentran en Nigeria, y Boko Haram ha causado el caos con ataques indiscriminados a pueblos, matando a hombres, secuestrando a las mujeres y los niños en cuatro países”, dijo el alto funcionario.

O’Brien apuntó que al menos 250.000 personas han huido a través de las fronteras y recalcó que muchos han caminado cientos de kilómetros desde Nigeria hacia Camerún, Chad y Níger, en condiciones espantosas.

La Cuenca del Lago Chad también se ve afectada por inundaciones y sequías que han causado desnutrición y el brote de enfermedades a escala de emergencia que afecta a más de 5,5 millones de personas.

El coordinador de OCHA pidió a las naciones hacer más para ayudar a esas comunidades, no sólo porque se trata de un deber moral sino por su gran impacto, ya que vincula al norte de África con el Golfo de Guinea, rico en recursos naturales, y a toda la región del Sahel desde el Atlántico hasta el Mar Rojo.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.