Unos 2 millones de niños en Siria no pueden ir a la escuela, según UNICEF

10 Septiembre 2015

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) reclamó hoy más atención a la situación humanitaria en Siria y en particular a la protección de los niños y señaló que unos dos millones de menores no pueden asistir a clases a causa del conflicto en ese país.

También resaltó que más de cuatro millones de sirios han abandonado el país desde que comenzó la crisis hace más de cuatro años y la mitad de ellos son niños.

UNICEF advirtió de que la crisis de refugiados y migrantes que afronta Europa en estos momentos será más grave si no se hacen más esfuerzos para poner fin a ese conflicto y atender las necesidades humanitarias de millones de personas afectadas por la violencia.

Peter Salama, director de UNICEF para el Medio Oriente y el Norte de África explicó en un comunicado que todos los sirios con lo que ha hablado manifestaron que se habrían quedado en su país si se hubieran sentido seguros, si pudieran vivir en paz y si fueran tratados con dignidad.

UNICEF señaló que unos 16 millones de personas afectadas por el conflicto en ese país, y la mitad de ellos niños, necesitan asistencia para sobrevivir, protección y disponer de acceso a servicios de salud, agua potable y educación, entre otros.

Datos recientes de la Unión Europea muestran que entre los refugiados que han llegado a Europa durante este año el grupo mayor procede de Siria.

UNICEF subrayó la necesidad urgente de fondos para atender a los afectados por el conflicto de Siria y explicó que de los 903 millones de dólares solicitados hasta el momento ha recibido menos de la mitad de esa cantidad.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.