Afganistán: ONU condena atentado contra civiles en Baghlan

14 Julio 2015

El enviado de la ONU para Afganistán, Nicholas Haysom, condenó enérgicamente el ataque cometido en la localidad de Pul-e-Khomri, provincia de Baghlan, contra los civiles reunidos para romper el ayuno del Ramadán, llamado Iftar, luego de oración de la puesta del sol en la Gran Mezquita de la localidad.

Un explosivo improvisado colocado dentro de la mezquita fue detonado cuando unas 500 personas cenaban, provocando más de 40 muertos y numerosos heridos de gravedad.

El Iftar había sido organizado por el gobierno de la ciudad, que planeaba distribuir arroz y aceite a las familias más pobres.

“Un ataque deliberado contra familias, colegas y amigos orando juntos en una mezquita es otro ejemplo horrible del conflicto en Afganistán. Esas agresiones resaltan la intención de los responsables de destruir vidas y sembrar el terror entre la población civil”, apuntó el enviado de la ONU.

Hayson aseguró que las estadísticas de las víctimas civiles no capturan adecuadamente el terror que causan las bombas ni revelan el sufrimiento de las familias y las pérdidas de las comunidades de afganos comunes y corrientes.

Agregó que este acto cobarde es un ataque contra la humanidad que viola las leyes nacionales e internacionales, además de ir contra los preceptos y principios del Islam.

Haysom reiteró una vez más el llamamiento de la ONU a cesar inmediatamente los ataques a la población civil e indicó que sólo en los últimos dos días han sido muertos o heridos más de cien personas en ataques terroristas.

“Los responsables de este crimen de guerra deben rendir cuentas ante la justicia”, apuntó el representante especial.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.