La ONU, preocupada ante la insistencia de Burundi de seguir adelante con sus elecciones

Niños en el campamento de Mahama, en Rwanda, donde viven unos 26.300 refugiados burundeses. Foto: UNICEF/Mike Pflanz
Niños en el campamento de Mahama, en Rwanda, donde viven unos 26.300 refugiados burundeses. Foto: UNICEF/Mike Pflanz

La ONU, preocupada ante la insistencia de Burundi de seguir adelante con sus elecciones

El Secretario General de Naciones Unidas expresó a través de un comunicado emitido el fin de semana su preocupación por la insistencia de Burundi en seguir adelante hoy con sus elecciones legislativas, y el 15 de julio con las presidenciales, a pesar de la tensión política e inseguridad en el país.

En conferencia de prensa en Nueva York, su portavoz aseguró que Ban Ki-moon deplora la intransigencia de las partes interesadas que hicieron que los esfuerzos del equipo de Facilitación Internacional fracasaran. También enfatizó la responsabilidad del gobierno de Burundi para garantizar que los comicios se lleven a cabo en un entorno seguro, libre de intimidación y hostigamiento.

En el comunicado, el Titular de la ONU apeló a los burundeses a abstenerse de cometer actos violentos. Durante el fin de semana, habló con los presidentes de Tanzania y Sudáfrica y con la presidenta de la Comisión de la Unión Africana sobre la situación en el país.

El conflicto político estalló en Burundi a principios de abril, cuando el presidente Pierre Nkurunziza anunció su candidatura a un tercer mandato, una decisión que la oposición denunció como inconstitucional.

Tras alertar que el partido gobernante y su joven milicia hacen uso de la violencia para limitar la libertad de expresión para obtener un determinado resultado electoral, Pablo de Greiff, relator especial de la ONU para la promoción de la verdad, la justicia y la reparación aseguró que es imprescindible desarmar a estas milicias.

“Los votantes deben ser libres para apoyar u oponerse a cualquier partido político… sin ningún tipo de influencia indebida o coacción que pueda distorsionar o inhibir la libertad de expresión de la voluntad del elector”, dijo Greiff.

Si bien este pequeño país sin costa no tiene una riqueza de recursos naturales buscados por Occidente, lo que está aconteciendo allí podría tener consecuencias devastadoras más allá de sus fronteras. Hasta el momento, más de 127.000 personas han huido del país, según cifras de la ONU, a países vecinos como la República Democrática del Congo, Rwanda y Tanzania.

Se espera que los resultados finales de los comicios de hoy sean anunciados en una semana.