ONU aboga por el diseño de políticas integrales para erradicar la violencia doméstica

19 Junio 2015

El mundo ha avanzado mucho en los últimos 20 años al definir la violencia doméstica como una grave violación de los derechos humanos, no obstante, las cifras del flagelo siguen siendo alarmantes, dijo hoy la Alta Comisionada Adjunta de la ONU para los Derechos Humanos.

Flavia Pansieri, subrayó en un evento de alto nivel sobre el tema, celebrado en el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, que una de cada tres mujeres en el mundo sufre de algún tipo de violencia en su vida.

“Profundos estereotipos sobre el papel de la mujer en la familia además de las creencias de que la mujer debe obedecer a los esposos y padres han influenciado por mucho tiempo la manera en que las sociedades han observado la violencia doméstica, como si fuera un asunto privado en el que el estado no debería intervenir”, explicó Pansieri.

En los 90 se presentaron avances importantes en reconocer las obligaciones de los Estados en este campo, dijo la alta funcionaria.

Flavia Pansieri llamó a intervenciones integrales que aborden tanto las causas como el impacto de la violencia, para lo cual, dijo que se requiere acción de los Estados tanto en normativas que reconozcan la igualdad entre mujeres y hombres, como en asegurar la rendición de cuentas de los perpetradores y la reparación a las afectadas.

Subrayó que el acceso a la justicia, el cambio de mentalidad sobre la cuestión y la reingeniería de las relaciones de poder en cuanto al género, son elementos imprescindibles de las políticas para erradicar este problema.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.