Experta insta a crear leyes internacionales contra violencia de género

Rashida Manjoo    Foto de archivo: ONU/Paulo Filgueiras
Rashida Manjoo Foto de archivo: ONU/Paulo Filgueiras

Experta insta a crear leyes internacionales contra violencia de género

La relatora especial de la ONU sobre violencia contra la mujer, Rashida Manjoo, instó hoy a los Estados miembros de la Organización a crear un instrumento internacional jurídicamente vinculante que aborde el flagelo de la violencia de género e incluya un ente para vigilar su cumplimiento.

En su informe anual al Consejo de Derechos Humanos de la ONU, la experta sostuvo que las leyes del sistema de Naciones Unidas tienen un valor persuasivo pero no obligan al acatamiento por parte de sus signatarios, lo que genera cuestionamientos sobre la responsabilidad de los Estados de proteger a las mujeres y las niñas de esos abusos.

Manjoo también detalló el funcionamiento de instrumentos de ese tipo a nivel regional, entre los que citó como ejemplo el sistema interamericano de derechos humanos y la Convención de Belén do Pará de 1994, que aborda la cuestión de la violencia contra la mujer.

Esa Convención fue aplicada por primera vez en 2001 por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en un caso de violencia doméstica, en el que estableció que el Estado era responsable de la prevención, castigo, y erradicación de ese flagelo.

Por otra parte, Rashida Manjoo se refirió a su visita oficial a Honduras en julio de 2014 y llamó la atención sobre el clima de miedo imperante debido a la situación de inseguridad, así como a la falta de rendición de cuentas por violaciones a los derechos humanos de las mujeres.

“El país afronta altos niveles de violencia doméstica, feminicidios, y violencia sexual. Las mujeres migrantes afrontan violencia, explotación, desapariciones y desplazamiento forzado. Veo con preocupación los informes de migración de menores no acompañados, así como la violencia contra los activistas de derechos humanos, contra miembros de las minorías sexuales, y contra indígenas y afrodescendientes. Además, muchas mujeres continúan participando desproporcionadamente de empleos a tiempo parcial, inestables y de bajos salarios. No existe una regulación mínima para ese sector que prevenga las prácticas abusivas”, sostuvo la experta.

En este contexto, Manjoo recordó al gobierno de Honduras la necesidad de aplicar medidas efectivas para abordar la impunidad por casos de violencia y para la rendición de cuentas por crímenes cometidos contra las mujeres.

Del mismo modo, lo alentó a emprender actividades para abordar los estereotipos de género sobre roles y responsabilidades de ese grupo de población.