Violencia en Sudán del Sur deja a más de 300.000 personas sin asistencia

11 Mayo 2015

Las hostilidades en el estado de Unity, en Sudán del Sur, han obligado al personal de las organizaciones no gubernamentales y las agencias de la ONU a desalojar la zona y buscar localidades más seguras, informó hoy la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA).

El coordinador en ese país, Toby Lanzer indicó en un comunicado que por esa razón se han suspendido las operaciones humanitarias al sur de Unity en Bentiu.

En ese sentido, Lanzer dijo que más de 300.000 civiles que necesitan asistencia con urgencia, incluida comida y servicios médicos, no tienen acceso a esa ayuda.

El alto funcionario lamentó que la nueva ola de violencia coincida con un momento en que las reservas de alimentos se agotan y precisamente en el apogeo de la temporada de siembra cuando la población puede cultivar para recoger la cosecha a finales de año.

Lanzer afirmó que las agencias humanitarias están comprometidas a regresar a la zona apenas existan garantías de seguridad.

En ese sentido, llamó a todas las partes en conflicto a permitir, sin demora, el trabajo de esas organizaciones cuyos principios se basan en la humanidad, la imparcialidad y la neutralidad.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.