En el tercer Día Internacional del Jazz, la UNESCO destaca su valor como motor de cambio social

30 Abril 2015

En el tercer Día Internacional del Jazz, la directora general de la UNESCO dijo hoy que, durante más de un siglo, artistas de todo el mundo se han visto atraídos por la espontaneidad y la libertad expresiva de este género musical.

En un mensaje para celebrar la ocasión, Irina Bokova hizo referencia a la capacidad de los músicos de descompartimentar los géneros y sus vínculos con la pintura, el baile, el cine, la literatura y la fotografía. “Han celebrado su poder como una música participativa e interactiva que borra la fronteras entre artistas y audiencias”, señaló.

Según la titular de la UNESCO, la historia del jazz pone en evidencia el poder de la música para reunir a artistas de diferentes culturas y bagajes y describió el jazz como un motor de integración y respeto, destacando su influencia en el movimiento de derechos civiles en Estados Unidos y otras partes del mundo.

“El jazz es mucho más que música: es un estilo de vida y una herramienta para el diálogo e incluso el cambio social”, dijo Bokova. “A través del jazz, millones de personas han cantado y siguen cantando su deseo de libertad, tolerancia y dignidad humana”.

La UNESCO estableció el Día Internacional del Jazz para promover esos valores. El evento principal de este año será celebrado en Osaka, en Japón, una ciudad donde el jazz empezó a ganar fuerza en los años 20.

Bokova añadió que la ciudad fue escogida porque la UNESCO desea subrayar hasta qué punto las influencias culturales y las interacciones musicales pueden forjar lazos entre culturas que van más allá de las fronteras.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.