Ban exige poner fin a las hostilidades y permitir acceso humanitario en Yarmouk

9 Abril 2015

El Secretario General de la ONU exigió hoy el fin de las hostilidades y el acceso humanitario al campamento de refugiados del barrio de Yarmouk, en la capital de Siria.

En declaraciones a la prensa, Ban Ki-moon afirmó que entre los horrores que se viven debido al conflicto sirio, Yarmouk es “el círculo más profundo del infierno".

Ban señaló que después de dos años de sitio despiadado, 18.000 refugiados palestinos y sirios son rehenes de Daesh y otros militantes extremistas en ese lugar.

Advirtió que los residentes de Yarmouk, incluidos 3.500 niños, se han convertido en escudos humanos que enfrentan una espada de dos filos con elementos armados dentro y fuerzas del gobierno fuera.

“Ahora estamos recibiendo reportes preocupantes de un asalto masivo al campamento y a todos los civiles que se encuentran en él. Esto constituiría otro crimen de guerra atroz por el que se debería juzgar a los responsables. Necesitamos estabilizar la situación en el campamento inmediatamente”, subrayó.

El titular de la ONU insistió en la urgencia de cesar la violencia y demandó que se permita salir en condiciones de seguridad a los civiles que así lo deseen.

Asimismo, sostuvo que la comunidad internacional no puede quedarse cruzada de brazos y conminó a los Estados miembros con influencia en el gobierno o las partes en el terreno a enviar el mensaje de que los civiles deben ser respetados y protegidos todo el tiempo.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.