ONU urge a las partes en Sudán del Sur al alto el fuego

24 Febrero 2015

Las facciones enfrentadas en el conflicto en Sudán del Sur deben cesar sus operaciones militares o enfrentar las consecuencias, advirtió el jefe de operaciones de la ONU de mantenimiento de la paz, Hervé Ladsous.

El alto funcionario pidió hoy a los miembros del Consejo de Seguridad a emitir una declaración en ese sentido.

Por su parte, el subsecretario general de la ONU para los derechos humanos, Ivan Šimonovic, describió la escala y gravedad de la situación en ese país africano que se ha visto sacudido por la inestabilidad desde diciembre pasado después de una lucha de poder interna que ha desembocado en una guerra civil.

Šimonovic dijo que el número de desplazados continúa aumentando al punto que ha llegado a 2 millones de personas, además de miles de civiles muertos y de las numerosas violaciones de derechos humanos cometidas por todos los actores del conflicto.

“El conflicto no solamente ha afectado los derechos políticos y civiles de la población, también ha tenido graves efectos económicos y sociales ya que millones de dólares que pudieron invertirse en desarrollo han sido desperdiciados en corrupción.

La interrupción de los intercambios económicos también afectó a los países vecinos, y la comunidad internacional ha estado invirtiendo en ayuda de emergencia en lugar de la creación de capacidades y el desarrollo”, dijo Šimonovic.

Los altos funcionarios de la ONU subrayaron la urgente necesidad de reforzar los esfuerzos de mediación, así como a imponer consecuencias a las partes si se muestran reacias a alcanzar un compromiso para la paz.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.