El embarazo adolescente está ligado a falta de oportunidades y violencia, advierte UNICEF

29 Enero 2015

En América Latina, una tercera parte de los embarazos corresponde a menores de 18 años, y casi un 20% de ellos a niñas menores de 15 años. En estas edades, el embarazo suele ser producto de violencia sexual, dado que las jóvenes están expuestas a condiciones de alta vulnerabilidad.

Así se señala en un estudio realizado en seis países de la región por el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) y la organización Plan Internacional.

Entre los motivos por los que muchas adolescentes quedan embarazadas a tan corta edad, el estudio menciona la falta de información y de oportunidades, las expectativas sociales y la violencia sexual.

Enfatiza también que las proyecciones recientes plantean que la tasa de fecundidad adolescente en América Latina será la más alta del mundo, y que se mantendrá estable durante el periodo 2020-2100.

Bernt Aasen, director regional de UNICEF para América Latina y el Caribe, expresó preocupación por las altas tasas de embarazo adolescente en la región, aunque reconoció que la mayoría de los países ha adoptado planes y programas para prevenirlo y asegurar que las madres puedan recibir atención médica adecuada y seguir sus estudios.