La misión de la ONU en Burundi cierra oficialmente sus puertas

31 Diciembre 2014

Una misión de Naciones Unidas en Burundi, establecida para promover el diálogo, combatir la impunidad y proteger los derechos humanos, cerró hoy oficialmente sus puertas.

La oficina de la ONU en Burundi (BNUB) fue inaugurada en enero de 2011, tras la aprobación de una resolución del Consejo de Seguridad que buscaba fortalecer la independencia y la capacidad de instituciones clave de este pequeño país africano en la región de los grandes lagos.

El país continúa su proceso de recuperación tras décadas de enfrentamientos étnicos, incluyendo una guerra civil de 13 años, entre Hutus y Tutsis, que causaron la muerte de cientos de miles de personas.

Durante un acto de clausura celebrado este mes, el ministro de Relaciones Exteriores de Burundi, Laurent Kavakure, dijo que el cierre de la misión constituye un momento histórico que marca la transición del país de un Estado en conflicto a la siguiente fase de desarrollo.

Sin embargo, el entorno político del país sigue siendo tenso de cara a las próximas elecciones que están programadas en un plazo de seis meses. Una Misión de Observación Electoral de la ONU será establecida para ayudar al país en ese proceso.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.