Nuevo arresto desata preocupación por los derechos humanos en Bahrein

30 Diciembre 2014

El arresto del líder del principal movimiento de oposición chiita en Bahrein ha desatado nuevas preocupaciones sobre las políticas de derechos humanos en este pequeño país del golfo, gobernado por la minoría sunita.

Según la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos (OHCHR), las autoridades bahreiníes detuvieron el pasado domingo al jeque Ali Salman.

El organismo con sede en Ginebra cree que dos días después de haber sido reelegido para dirigir el movimiento Al Wefaq, Ali Salman fue convocado para ser interrogado por las autoridades por violar ciertas disposiciones de la ley.

Sus abogados aseguran que ha sido acusado de instar el derrocamiento del gobierno, entre otros cargos.

Un comunicado del Alto Comisionado para los Derechos Humanos instó al gobierno de Bahrein a garantizar un juicio justo para el jeque.

Tras destacar la importancia de los partidos de oposición como pilares de cualquier democracia, el comunicado asegura que el arresto del líder podría intensificar la tensión en el panorama político del país, marcado por casi cuatro años de protestas contra el gobierno.

Esto se suma al llamamiento de varios expertos en derechos humanos de la ONU que pidieron este lunes la puesta en libertad de tres mujeres activistas que han sido presuntamente detenidas por criticar a las autoridades de Bahrein.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.