México vive formas inauditas de violencia, señala representante de la ONU para Derechos Humanos

12 Diciembre 2014

La falta de implementación de leyes y de rendición de cuentas de las autoridades, así como los escasos avances en la lucha contra la impunidad, generan las condiciones para que se produzcan violaciones a los derechos humanos y hechos violentos en México.

Así lo afirmó el representante del Alto Comisionado de la ONU en ese país, Javier Hernández Valencia, en una entrevista con Radio ONU para analizar la situación de las garantías fundamentales en el país.

El alto funcionario evaluó los últimos hallazgos macabros de numerosas fosas comunes tras la desaparición de 43 normalistas en Iguala.

“Hay un México que vive formas de violencia inauditas y una institucionalidad que amplía su marco de normas y busca que esas normas se apliquen, pero que no ha reformado sus instituciones para que la respuesta sea oportuna y eficaz”, dijo.

Hernández Valencia también se refirió al respeto del derecho a la manifestación dadas las numerosas protestas de la población por la falta de acción contra el crimen organizado, la lucha contra la impunidad y la prevención de abusos por parte de las fuerzas del orden.

“El crimen organizado no se limita y se construye únicamente sobre el comercio de drogas, se construye también sobre una serie de procesos de corrupción de autoridades, de infiltración y control territorial, que al ser combatido de manera directa por las fuerzas del orden genera también, a su turno, excesos”, apuntó.

El representante de la ONU en derechos humanos mencionó que no se conoce con exactitud qué porcentaje de las 22.000 personas desaparecidas en los últimos años en México fueron responsabilidad de las fuerzas del orden.

En ese sentido, reiteró las recomendaciones internacionales para mejorar los mecanismos de rendición de cuentas de las autoridades en México.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.