La pausa humanitaria en Gaza muestra que el cese de hostilidades es posible, dice Ban

17 Julio 2014

El Secretario General de la ONU acogió con beneplácito la pausa humanitaria realizada este jueves en Gaza y señaló que ese acuerdo muestra que el cese de hostilidades es posible si las partes tienen voluntad y ponen en primer lugar el interés de los civiles.

Alentado por las conversaciones que se mantienen en El Cairo, Ban Ki-moon confió en que la pausa lleve a una calma más prolongada y reiteró su respaldo a los esfuerzos internacionales, liderados por Egipto, para llegar a un alto el fuego duradero.

En un comunicado de su portavoz, se señala que es crucial abordar los factores que han llevado a esta reciente escalada del conflicto, incluidos los asuntos relacionados con la gobernanza y la necesidad de que Gaza vuelva a estar bajo un gobierno palestino legítimo adhiriéndose a los compromisos de la Organización para la Liberación de Palestina (OLP).

También subraya la necesidad de que se abran completamente los cruces legales, entre otras medidas,

Ban Ki-moon reiteró la disposición de Naciones Unidas para facilitar todos los esfuerzos con esos fines y explicó que había enviado a Gaza al Coordinador Especial de la ONU para el Proceso de Paz en Oriente Medio, Robert Serry para ayudar a rebajar las tensiones y lograr un cese el fuego duradero.

Serry medió para que palestinos e israelíes respetaran una pausa humanitaria de cinco horas, durante la que los residentes en Gaza pudieran reabastecerse y permitiera realizar algunas reparaciones en el suministro de agua y electricidad.

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) aprovechó esa pausa para suministrar alimentos a miles de personas en la Franja de Gaza y también a recolocado recursos en sus almacenes para atender las necesidades de unas 85.000 personas en próximos días.