ACNUR expresa preocupación por muerte de solicitante de asilo en la isla Manus

18 Febrero 2014

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) expresó gran preocupación por los recientes acontecimientos en la isla Manus, de Papúa Nueva Guinea, donde murió un solicitante de asilo y varios más resultaron heridos durante los disturbios ocurridos en el centro donde están obligados a permanecer mientras se resuelve su petición al gobierno australiano.

El portavoz de ACNUR en Ginebra, Babacar Baloch, indició que la Agencia discute la situación con el gobierno australiano y aprecia su compromiso de investigar los hechos.

Asimismo, recordó que según tres visitas del personal de la Agencia, realizadas en noviembre pasado a Manus, ni el sistema para transportarlos ni las instalaciones del centro cumplen con los estándares de protección y salvaguardas para solicitantes de asilo y refugiados.

“Persisten las deficiencias significativas en el marco legal australiano para recibir y procesar a los solicitantes de asilo. Falta capacidad nacional y conocimientos, y esto se suma a la pobreza de las condiciones físicas. Además, las prácticas de detención son peligrosas para el bienestar físico y psicológico de los transferidos al centro en Manus, sobre todo para las familias y los niños”, puntualizó Baloch.

El portavoz señaló que ACNUR está lista para trabajar con los gobiernos de Australia y Papúa Nueva Guinea con el objetivo de que los solicitantes de asilo, refugiados y apátridas reciban la protección a la que tienen derecho.