UNICEF alerta sobre la situación de los escolares en Mali

3 Septiembre 2013

El Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF) alertó hoy sobre la situación de medio millón de niños malienses, cuyas vidas se han visto alteradas por el conflicto, las inundaciones y la crisis alimentaria.

La portavoz de UNICEF señaló que unas 200 escuelas permanecen cerradas, han quedado destruidas o han sufrido saqueos. Otros centros educativos son peligrosos porque hay artefactos explosivos en sus instalaciones.

Marixie Mercado explicó que algunas escuelas situadas en el norte del país reiniciaron las clases a principios de año.

“Las aulas en Gao y Timbuktú están abarrotadas de estudiantes, en muchos casos se sientan en el suelo porque carecen de mesas y sillas, mientras que en Kidal las escuelas permanecen cerradas”

UNICEF y sus socios han proporcionado material escolar a más de 90.000 estudiantes.