OMS publica nueva guía sobre consumo de sal y potasio

31 Enero 2013

Los adultos deberían consumir no más de 2000 miligramos de sodio, o 5 gramos de sal, y al menos 3510 miligramos de potasio por día, indica la nueva guía de la Organización Mundial de la Salud  sobre el consumo de sal y potasio en la dieta.

La OMS señaló que una persona con niveles altos de sodio y bajos en potasio tiene más riesgo de sufrir hipertensión, lo que aumenta las posibilidades de ataques cardíacos y accidentes cerebrovasculares.

El sodio se encuentra naturalmente en muchos alimentos, como la leche y otros productos lácteos, y los huevos; y en cantidades mayores en productos alimenticios procesados, como el pan, carnes procesadas y condimentos como la salsa de soja y cubos para preparar caldos y sopas.

El potasio se encuentra naturalmente en las legumbres, la espinaca, el repollo, el perejil y en frutas como las bananas, papayas y dátiles.

La OMS alertó que actualmente la gente come con demasiada sal y no consume suficiente potasio.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.

Quizá también te interese...

Cien millones de personas se arruinan cada año por los gastos médicos

Un informe sobre financiación sanitaria de la Organización Mundial de la Salud muestra que la inversión pública ha mejorado en los últimos años, pero aún sigue habiendo una enorme brecha entre los países ricos y los más pobres. Solo un 20 por ciento de la población mundial vive en países ricos, pero estas naciones hacen el 80 por ciento de la inversión mundial en salud. Además, el dinero que pagan los pacientes y la cantidad de ayuda exterior han disminuido recientemente. 

Por qué la OMS recomienda reducir las intervenciones médicas en los partos

La Organización Mundial de la Salud asegura que la creciente medicalización de los nacimientos está dañando la capacidad de las mujeres para dar a luz. El parto debe ser tratado como un proceso natural, con la madre en el centro de la toma de decisiones y solo debe intervenirse cuando haya complicaciones.