ONU informa sobre violaciones graves de derechos humanos en Eritrea

18 Junio 2012

Más de 10.000 prisioneros políticos cumplen condena en Eritrea, señaló hoy la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay, e indicó que el destino de esos presos es incierto.

Pillay también deploró que el país se niegue a cooperar con su oficina y con otras organizaciones de derechos humanos.

“La situación de los derechos humanos en Eritrea es motivo de grave preocupación”, aseveró Pillay.

En este sentido informó que fuentes creíbles han podido constatar graves violaciones a las garantías fundamentales, como detenciones arbitrarias, torturas y ejecuciones sumarias.

En los últimos años, miles de personas han huido de la represión y la pobreza del país y han buscado refugio en Sudán, Israel y Europa, según organizaciones no gubernamentales.

En un discurso ante el Consejo de Derechos Humanos de la ONU en Ginebra, Pillay explicó que en enero escribió al gobierno de Eritrea y propuso el envío de una misión de expertos pero que nunca obtuvo respuesta.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.