Uso de religiones de Estado en políticas de identidad nacional afecta a minorías, advierte experto

6 Marzo 2012

Las religiones de Estados nunca deben usarse en la elaboración de políticas de identidad nacional porque van en detrimento del bienestar de las comunidades minoritarias, advirtió hoy el relator especial de la ONU sobre religión y libertad de credo.

Al presentar su informe al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, Heiner Bielefeldt urgió a los Estados a garantizar que los privilegios otorgados a las religiones oficiales –sean financieros o de cualquier otro tipo –, no equivalgan a discriminar a quienes profesen un credo diferente.

“Es muy difícil, si no imposible, concebir una religión de Estado que en la práctica no tenga efectos adversos en las minorías religiosas, discriminando a quienes las profesan”, apuntó Bielifeldt.

En su informe, el relator plantea los límites que ciertas religiones o comunidades religiosas pueden imponer y recuerda que al ser un derecho humano, la libertad de credo debe ser respetada independientemente de que se viva bajo un gobierno con una religión oficial diferente.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android