Experto llama a G-20 a detener impacto negativo de biocombustibles en derechos humanos

31 Octubre 2011

El relator especial de la ONU sobre el derecho a la alimentación llamó hoy a los integrantes del Grupo de las veinte principales economías (G-20) a tomar medidas para detener el impacto negativo de los biocombustibles y la especulación en los derechos humanos.

Olivier De Schutter encomió la intención del G-20 de incluir la seguridad alimentaria entre las prioridades de su agenda. “Pero acordar un plan de acción sin ocuparse de los biocombustibles y la especulación sería como querer llenar una bañera sin ponerle antes un tapón. Todas las buenas ideas se irían por el caño”, señaló.

El experto recordó que mil millones de personas sufriendo hambre significan mil millones de personas que no gozan de sus derechos humanos.

En este sentido, urgió a los líderes del G-20 a mantener en mente sus promesas cuando se reúnan este 3 y 4 de noviembre en Cannes, Francia.

De Schutter recordó que las políticas públicas de producción de biocombustibles, al igual que los subsidios fiscales para este tipo de cultivos, encarecen los precios de los alimentos.

“El G-20 debe colocar el derecho a la alimentación antes de los intereses de algunas de sus industrias”, puntualizó el relator.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín.
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android