Negligencias sociales en solución de la crisis global

22 Junio 2011

Las políticas económicas adoptadas sin considerar sus consecuencias sociales tienen un impacto grave en la nutrición, la salud y la educación de las personas y afectan a largo plazo el crecimiento económico de los países.

Así lo afirma el Informe sobre la Situación Social 2011 publicado por el Departamento de Asuntos Económicos y Sociales de la ONU (DESA).

Jomo Kwame Sundaram, Secretario General adjunto de la ONU para Asuntos Económicos, tuvo a su cargo la presentación del documento en Ginebra.

“En el tratamiento de la crisis, el énfasis ha estado en la recuperación de los sistemas financieros, y esto casi siempre se ha hecho a expensas del financiamiento para alimentos, los sistemas de salud, la educación y otras cuestiones que afectan el bienestar humano, algo que ha sido muy desafortunado”, dijo Kwame.

El informe subraya que las consecuencias sociales de la crisis han sido mas graves en países con sistemas de protección social débiles y que la aplicación de medidas en ese sector ayudarán a la recuperación.