Guatemala: OIM y UNICEF destacan impacto de migración de padres en niños y adolescentes

1 Abril 2011

Las remesas que envían los trabajadores migrantes de Guatemala permiten a sus familias cubrir sus necesidades básicas y acceder a algunos servicios, pero la ausencia de los padres afecta el comportamiento de los niños y adolescentes que permanecen en su país.

Así lo revela una encuesta realizada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y el Fondo de la ONU para la Infancia (UNICEF), divulgada hoy.

El estudio señala la migración de uno o los dos padres cambia la dinámica familiar y, en muchos casos, deja a los hermanos mayores a cargo de los más pequeños o bien convierte a los abuelos u otros parientes en jefes de los hogares.

Este cambio en la estructura de la familia genera en los niños y adolescentes inseguridades y comportamientos irracionales, además de que deja a estos menores en una situación vulnerable y sujeta a distintas formas de abusos, explica el informe.

Los datos de la OIM indican que cerca de 1,6 millones de guatemaltecos han emigrado en busca de mejores oportunidades económicas –el 97% de ellos hacia Estados Unidos – dejando atrás a sus hijos.

La encuesta mostró que en muchos hogares el cuidado de los niños pequeños recae en niñas de entre 10 y 14 años.

El jefe de la Misión en Guatemala de la OIM, Delbert Field, calificó esta realidad como “alarmante” y confió en que el sondeo sirva como herramienta al gobierno y a la sociedad civil del país centroamericano para diseñar políticas que protejan a millones de niños y adolescentes afectados directamente por la migración.

Para estar informado de la actualidad internacional, descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o AndroidO subscríbete a nuestro boletín.