OIEA descarta consecuencias de salud graves por reactores nucleares de Japón

14 Marzo 2011

El director general del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA), Yukiya Amano, afirmó hoy que serán mínimas las consecuencias en la salud de la radiación emitida por los reactores nucleares de Japón tras el terremoto del viernes pasado en ese país.

En una conversación telefónica con el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, Amano señaló que no hay peligro ya que la radiación que se ha escapado de las instalaciones ha sido de muy bajo nivel.

Ban y Amano subrayaron la importancia de la cumbre sobre seguridad y energía nuclear que se celebrará el mes próximo en Kiev, Ukrania.

El OIEA informó que las autoridades japonesas han empezado a inyectar agua del mar al principal reactor de la planta nuclear Fukishima Daiichi con el fin de enfriarlo.

Esa central se considera la de mayor riesgo ya que el sábado registró una explosión en el reactor central y al día siguiente se incendió otro de los reactores.

Además de esa instalación, otras tres plantas han reportado incidentes por el mismo motivo: con el terremoto del viernes, los reactores se apagaron automáticamente pero no llegaron a enfriarse puesto que el sismo interrumpió el suministro de energía eléctrica y el tsunami dañó los generadores de diesel que echan a andar el sistema de enfriamiento.

El OIEA ha destacado que las estructuras que contienen a los reactores no han sido afectadas, por lo que los incidentes en las instalaciones no son comparables al accidente nuclear de Chernóbil, el más grave registrado en la historia de la energía atómica.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.