ACNUR pide a países europeos no deportar a iraquíes

8 Junio 2010

La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (ACNUR) pidió hoy a los gobiernos de los Países Bajos, Noruega, Suecia y el Reino Unido que no deporten a los ciudadanos iraquíes que se encuentran en sus territorios en vista de que en Iraq aún existen altos niveles de violencia.

En conferencia de prensa en Ginebra, la portavoz del organismo, Melissa Fleming, señaló que el ACNUR se ha enterado de que esos cuatro países europeos preparan una deportación de iraquíes para esta semana, aunque no ha confirmado el número y el perfil de los afectados, ni tampoco sabe si algunos de ellos han solicitado protección.

Fleming indicó que los solicitantes de asilo iraquíes provenientes de las provincias de Bagdad, Diyala, Nenewa, Salah-al-Din y Kirkuk, deben acceder a la protección internacional estipulada en la Convención para los Refugiados y en otros instrumentos internacionales según lo requiera cada caso.

“Nuestra postura se basa en las volátiles condiciones de seguridad, el alto nivel de violencia y las violaciones a los derechos humanos que se registran en esas regiones de Iraq”, dijo.

El ACNUR considera que las graves amenazas a la vida, la integridad física y la libertad, constituyen una razón válida para que los iraquíes reciban protección internacional, agregó la portavoz.

 

Para estar informado de la actualidad internacional, subscríbete a nuestro boletín
Descarga nuestra aplicación Noticias ONU para IOS o Android devices.